Pese a que imponen respeto, los American Staffordshire Terrier son perros familiares con un gran instinto de protección. Correctamente educados son valientes y muy tenaces. ¿Sabías que se les conoce popularmente con el nombre de amstaffs? Descubre en el siguiente artículo las principales características de estos canes.

Datos básicos

  • Dimensiones: entre 45 y 48 cm
  • Peso: entre 25 y 35 kg
  • Cuánto viven: 10 – 12 años
  • Ideales para: entornos urbanos o rurales. Como perros guardianes o de compañía. Disfrutan de los deportes y de la vida al aire libre.

Orígenes del American Staffordshire Terrier

El amstaff hereda sus cualidades de dos razas inglesas: el Old English Bulldog y el Old English Terrier. Estas variedades se criaban para enfrentar a toros y a osos.

Los primeros ejemplares llegaron a Estados Unidos a finales del siglo XIX, donde sus características terminaron de definirse. En Norteamérica, la variedad – hasta entonces conocida como Bull-and -Terrier o Half-and-Half – comenzó a diferenciarse en dos vertientes: el Pitbull y el amstaff.

Ambas son casi primas hermanas y poseen muchas características comunes. La diferencia más notable es el tamaño, pues el Pitbull es más alto y pesado. La variedad Staffordshire fue reconocida de manera oficial en 1936, a partir de una hembra llamada Wheeler’s Black Dinah.

American-Staffordshire-Terrier-de-cuerpo-completo

Características del American Staffordshire Terrier

El American Staffordshire Terrier posee un cuerpo muy musculoso y ágil, así como un pecho ancho y profundo. Sus patas deben estar a la altura de los hombros y no ser demasiado largas. Lo habitual es que estos ejemplares tengan un aspecto bajo y fornido, sin dejar de ser elegantes.

Su cola es corta y de implantación baja. No suelen llevarla encima del lomo, ni tampoco enroscada. Presentan, por otro lado, una cabeza ancha y mejillas pronunciadas. La piel del cuello no está arrugada y no tienen papada.

Sus mandíbulas están bien definidas y la nariz es completamente negra. Sus ojos se ubican bien separados en la cabeza, siendo redondos y oscuros.

El pelaje de los perros de esta raza es corto y áspero al tacto. Bien aseado el pelo suele verse brillante y pueden presentar mezclas de colores. Algunas de las combinaciones más habituales son el blanco y el negro o el blanco y el marrón.

Este conjunto de características físicas dotan al American Staffordshire Terrier de una gran capacidad atlética. Por eso, sus movimientos son elásticos y de una gran potencia.

American-Staffordshire-Terrier

¿Cómo es el carácter de los canes de esta raza?

Los amstaffs son perros afectuosos y fieles, además de protectores con los miembros de su familia y con lo que consideran su territorio. Esto, sumado a su extraordinario coraje, hace que sean excelentes perros guardianes. Además son canes independientes y están en permanente estado de alerta.

De cachorros son juguetones y buenos compañeros. Poseen un temperamento testarudo y tenaz, por lo que se recomienda comenzar a instruirles desde una edad temprana. El método debe ser firme, pero no agresivo, ya que esto puede influir de manera muy negativa en su comportamiento.

Bien educados y socializados se muestran amigables e incluso pueden dejarse acariciar con gratitud por desconocidos. De esta manera no tendrán problemas en convivir de manera pacífica con otros canes. De lo contrario, cuidado, porque puede ser un perro muy territorial y mostrar agresividad.

American-Staffordshire-Terrier-corriendo

Cuidados de los American Staffordshire Terrier

Los perros de esta raza son pura energía, por lo que necesitan una gran cantidad de ejercicio para estar contentos y equilibrados. El entorno rural es el más indicado para su cría. Tienen la capacidad de controlar el ganado y también de alejar a los depredadores.

La vida en un piso o en una casa pequeña no es la ideal para ellos, aunque pueden llegar a adaptarse si salen muy a menudo. Como mínimo se recomiendan tres paseos diarios, que sumen un total de 90 minutos.

Al ser un perro considerado como “potencialmente peligroso”, es obligatorio que utilice correa y bozal en el exterior. Esta raza disfruta mucho de los deportes, por lo que actividades como el agility son ideales para que se mantengan activos física y mentalmente. También disfrutarán mordisqueado el kong con sus poderosas mandíbulas.

El pelo de los American Staffordshire Terrier no requiere demasiados cuidados.  Con uno o dos cepillados semanales será suficiente para mantener su aspecto brillante. Con respecto a su higiene, un baño cada dos meses es más que suficiente, siempre y cuando no se haya ensuciado en uno de sus enérgicos paseos. Deberás llevar mucho cuidado con los ojos, las orejas y los dientes: son sus puntos débiles.

American-Staffordshire-Terrier-con-hambre

¿Cómo alimentar a un American Staffordshire Terrier?

Al tratarse de una raza de tamaño grande, muy atlética y enérgica, debemos elegir un pienso súper premium que cubra todas sus necesidades nutricionales desde cachorro hasta su edad adulta.

A partir de los dos meses podemos utilizar Puppy Gourmet de NFNatcane, pasando a Maxi Junior a partir de los seis meses por tener el tamaño de la croqueta más adaptado a cachorros de razas grandes. Ambos piensos son muy nutritivos y contienen un gran aporte nutricional, por tener sus ingredientes hidrolizados (facilitando así la absorción de los mismos).

A partir de los 14/16 meses de vida, podemos pasar a Protein & Fit si nuestro perro realiza mucho ejercicio, para que desarrolle bien su musculación o a Maxi Adult / Large Breed si mantiene un ritmo de vida normal (tres paseos diarios y alguna hora de ejercicio).

Cuando llegue a su edad adulta, debemos moderar el uso de calorías para evitar el sobrepeso y que con ello sufran sus articulaciones, así que tanto Fit como Beef % Vegetables, también de NFNatcane son excelentes opciones, por su aporte moderado en calorias.

La salud del American Staffordshire Terrier

A nivel general los amstaff son una raza muy saludable, aunque tienen una cierta incidencia de padecimientos como la displasia de cadera y de codo, muy común entre los perros medianos y grandes.

La enfermedad cardíaca congénita y las cataratas son otras dolencias detectadas con cierta regularidad en estos canes.

Además pueden verse afectados por disfunciones en la glándula tiroides, lo que puede hacer que su carácter sea más nervioso e inquieto de lo normal.

Algunos criadores españoles del American Staffordshire Terrier también han reportado casos de ataxia cerebelosa, una dolencia neurológica hereditaria que genera pérdidas del equilibrio y dificultades para caminar.