Los Pitbull son una raza muy popular. Su vistoso pelaje y su atlética figura han hipnotizado a muchos. Sin embargo, no cualquiera está en condiciones de adoptarlos. Son perros a los que hay que dedicarles mucho tiempo, tanto en su educación como en el día a día. Necesitan estimulación mental, cariño y mucha actividad física. Sigue leyendo para conocer cuáles son los cuidados recomendados para un cachorro de Pitbull.

El hogar ideal para un cachorro de Pitbull

Los Pitbull son perros sociables y se llevan muy bien tanto con adultos como con niños. Sin embargo, el hogar ideal para ellos es en una familia con menores ya adolescentes.

Los cachorros duermen varias veces al día, por lo que si está en un sitio como la sala podrás controlarlo mejor. Una manta vieja y un cojín serán suficientes.

Las primeras noches en el nuevo hogar seguramente llorará, pero evita llevarlo a la cama contigo: puede convertirse en una mala costumbre. Tras dos o tres días dejará de hacerlo. Si pretendes que duerma en el patio, espera como mínimo hasta los tres meses de edad, aunque lo ideal es a partir de los seis.

cachorro-de-pitbull-echando-la-siesta

Las características de los cachorros de Pitbull

Los cachorros de esta raza muestran un comportamiento diferente a otros perros. Destacan por ser cariñosos y leales con su familia, pero también por tener una gran fuerza y un temperamento dominante desde que son muy pequeños.

Son luchadores y prefieren jugar peleándose entre ellos, que con otras actividades. También les gusta mucho llamar la atención y ser queridos por los suyos. Sobre todo, tus esfuerzos en esta etapa deben dirigirse a fortalecer su socialización y a controlar su carácter. Una educación firme y constante dará los mejores resultados.

La importancia de la educación en los cachorros de Pitbull

Los Pitbull pueden ser un poco tercos, por lo que es mejor enseñarles las normas básicas de inmediato. Si bien con otras razas se recomienda comenzar a los cuatro meses, si has adoptado un Pitbull no deberías esperar tanto. Necesitarás una dosis extra de paciencia para lograr su obediencia.

Órdenes básicas como “Ven” o “Siéntate” pueden ser aprendidas rápidamente, incluso desde muy pequeños. Son perros inteligentes y las captarán con rapidez.

Durante su crecimiento es normal que intenten desafiar tu autoridad en varias ocasiones. Debes evitarlo de manera firme, pero sin violencia, dejando claro que eres tú quién está al mando. Sigue los siguientes consejos para lograrlo:

  • El cachorro siempre debe ser el último en entrar o en salir de casa.
  • Evita que salte para coger comida y tampoco dejes que se siente encima de ti o que apoye sus patas delanteras en tu cuerpo para auparse.
  • No dejes que te orine, aunque sea muy poca cantidad.
  • No es recomendable que coman en el mismo horario que tú. No obstante, si no hay otra opción, hazlo tu primero y cuando termines, sírvele.
  • Si gruñe o muerde (aunque sea jugando) repréndelo para que sepa que es algo que no debe hacer.

Es fundamental que frenes de inmediato cualquier comportamiento que muestre agresividad. Es ese caso, debes regañarle y asegurarte de que ve tu cara de enfado. Mantenle sentado frente a ti en silencio durante varios minutos. No le pegues, porque será contraproducente.

Debes tener claro que el tiempo que le dediques a su instrucción va a ser primordial y definirá su comportamiento de adulto. Si no le brindas los cuidados necesarios en esta etapa, podría desarrollar conductas agresivas y muy peligrosas con su entorno.

cachorro-de-perro-pitbull

La socialización a través de los paseos

A partir de las tres semanas de vida, un cachorro de Pitbull puede comenzar a jugar con otros perros. Si ya está vacunado, ¡es hora de ir al parque! Esta raza tiene mucha energía y necesita una gran dosis de actividad diaria. Sin salidas, el pequeñín puede aburrirse y adoptar un comportamiento destructivo.

Los paseos también son muy importantes para la socialización. Deja que se acerque y olfatee a otros canes. Es normal que haya algún gruñido, pero debes prestar atención si se pone excesivamente agresivo o dominante. En ese supuesto, debes pararlo, regañarlo con firmeza y separarlo del resto hasta que esté totalmente relajado.

Cómo cuidar la salud de un cachorro de Pitbull

Realizar controles periódicos y tener el calendario de vacunación al día es el mejor método de prevención a la hora de evitar cualquier problema de salud. En general, es una raza muy sana. La displasia de cadera es una enfermedad hereditaria que suele afectarles con mayor frecuencia. Por eso, lo mejor es no faltar a las revisiones y estar atentos a cualquier signo de anormalidad desde pequeños.

Enfermedades de la piel causadas por parásitos, como la Demodicosis canina, también pueden darse en los Pitbull menores de 1 año. Así que ya sabes: ante cualquier duda, contacta sin falta con tu veterinario.

cachorro-de-pitbull-comiendo

¿Cuál es el mejor pienso para un Pitbull cachorro?

Al tratarse de una raza muy activa y fuerte, utilizar un pienso súper premium es imprescindible, el cuál debe aportar todos los nutrientes necesarios para un correcto desarrollo físico.

A partir del destete, podemos usar Puppy Gourmet de NFNatcane, un pienso elaborado con ingredientes de primera calidad y que ha sido hidrolizado, lo que significa que será mucho más asimilable para nuestro cachorro de Pitbull.

Iremos aumentando la ración diaria conforme vaya creciendo, hasta llegar a los dieciséis meses de vida donde ya podremos comenzar a utilizar un pienso específico para adultos jóvenes.