Con su aspecto de gladiador y su portentosa presencia, el Mastín Napolitano intimida a primera vista. Sin embargo, estamos ante una de las razas más pacíficas y apegadas a su familia que existen.

Son perros hogareños que prefieren la tranquilidad de su casa, a la que protegerán con el celo de un centurión romano. Sigue leyendo para descubrir más detalles sobre uno de los perros más antiguos que se conocen.

Datos básicos

  • Dimensiones: entre 65 y 75 cm
  • Peso: entre 80 a 107 kilos los machos; entre 60 y 90 kilos las hembras
  • Cuánto viven: entre 9 y 10 años
  • Ideales para: casas grandes; vivir en el medio rural; familias; tareas de perro guardián.

Los orígenes del Mastín Napolitano

Esta raza desciende del Mastín Tibetano, una de las más antiguas de las que se tiene registro. Se cree que los primeros ejemplares llegaron a Europa a través de Grecia. Habría sido Alejandro Magno quién llevó esta variedad al Peloponeso tres siglos antes del nacimiento de Cristo.

Durante el apogeo del Imperio Romano estos perros fueron utilizados en los circos, donde a menudo se enfrentaban contra leones, tigres y osos. También combatían contra los gladiadores. Justamente la denominación de Mastín (“macizo” en latín) tiene relación con su fortaleza e imponente presencia.

Tras el declive del Imperio, la reproducción de esta variedad se mantuvo restringida al sur de Italia, donde se desempeñaron principalmente como perros guardianes. No fue hasta mediados del siglo XX que se redescubrió la raza y el Mastín Napolitano comenzó a expandirse por el resto de Europa y el mundo.

Mastín-Napolitano-características-físicas

Características físicas del Mastín Napolitano

A primera vista, un Mastín impone por su contextura física. Son perros altos, musculosos y de grandes huesos. Su cuerpo es alargado y de apariencia majestuosa. Sus enormes patas influyen en un andar lento cuando está en reposo, aunque puede ser ágil y veloz en la carrera.

La cabeza es grande con ojos expresivos que contrastan con su amenazador tamaño. Las orejas que tiene son triangulares y generalmente cuelgan sobre los lados. Su rostro presenta arrugas y pliegues que se extienden hasta una gran papada, muy típica de esta raza.

En el resto del cuerpo la piel también es suelta, aunque las arrugas son menos marcadas que en la cara. Su pelaje es denso, corto, duro y de un largo uniforme. Los colores más habituales suelen ser el gris y el negro. También es posible encontrar ejemplares marrones, de tonos amarillentos e incluso atigrados.

Es normal que los cachorros nazcan con los ojos azules. A partir de los cuatro meses, este color mutará hacia otros más acordes con su manto. Por otro lado, la cola es ancha y gruesa en la base.

dos-perros-de-raza-mastín-napolitano-descansando

¿Cómo es su temperamento?

La tranquilidad es lo primero que resalta del Mastín Napolitano. Son perros muy mansos y jamás se mostrarán agresivos a menos que tengan buenas razones para ello. Son muy cariñosos con los miembros de su familia y pacientes con los niños. Sin embargo, debido a su gran tamaño y fuerza, es mejor evitar que jueguen sin vigilancia.

Por su gran potencia física también es importante que tengan una adecuada socialización desde cachorros. Los mastines pueden ser obstinados, por lo que la educación requerirá de varias dosis extra de paciencia.

Estos canes adoran su hogar y no les gusta alejarse mucho de la que consideran su casa. Por eso mismo, su instinto de protección es muy fuerte, lo que hace que sean buenos perros guardianes. Aunque pueden parecer distraídos, siempre están alerta para que nadie entre en su perímetro sin pedir permiso.

Con los extraños a menudo se muestran cautelosos, aunque es muy raro que ataquen, menos aún que ladren. Pueden compartir un hogar con otros perros, aunque es mejor evitar razas con temperamento dominante como un Pitbull o un Rottweiler.

A los mastines les encanta mordisquear absolutamente todo, así que procura poner a su disposición juguetes o huesos para evitar accidentes con el calzado o con los cojines del sofá.

mastín-napolitano-bien-cuidado

Cuidados que precisan los ejemplares de esta raza

A pesar de ser canes musculosos, su gran peso hace que sean poco resistentes y que se fatiguen con facilidad. Sin embargo, disfrutan del ejercicio al aire libre. Éste no debe ser muy intensivo, pero sí regular. De este modo evitarás el sobrepeso.

Una actividad ideal para esta raza es nadar, lo que les sirve para ejercitarse sin cargar demasiado sus huesos y articulaciones. Además, ¡les encanta el agua! Sobra decir que no son aptos para casas pequeñas, menos aún pisos. Un hogar con un jardín grande o un chalet en las afueras es el entorno ideal.

El Mastín Napolitano no tolera demasiado bien los climas excesivamente cálidos y es propenso a sufrir golpes de calor. En verano procura que tenga un lugar a la sombra donde refugiarse del sol y agua en abundancia.

Otro aspecto a tener en cuenta es que estos perros mudan el pelo durante la primavera y el otoño, épocas en las que es recomendable un cepillado diario para librarse del pelo muerto.

Además, es necesario estar atento a la higiene de su boca y de sus ojos, ya que tiende a acumular suciedad en los pliegues de su rostro. Un rápido aseo después de comer evitará que se desarrollen infecciones o problemas de piel.

cachorro-de-mastín-napolitano-alimentación

¿Cómo alimentar a un perro de raza Mastín Napolitano?

Teniendo en cuenta que son perros de gran tamaño que pueden llegar incluso a los 100kg de peso en su edad adulta, debemos tener presente que su crecimiento desde cachorro será muy rápido. Por lo que es imprescindible aportar una alimentación de alta calidad que cubra todas sus necesidades nutricionales y cuide de sus articulaciones.

A partir de los siete meses de vida podemos comenzar con Puppy Gourmet, y pasar a Maxi Junior a los cuatro / cinco meses, dado que el molde se su croqueta le ayudará a masticarla. Ambos piensos específicos para cachorros son muy nutritivos, variados y completos. Ayudando así a que su desarrollo sea el adecuado.

Una vez hayan finalizado su desarrollo, debemos optar por un pienso para adultos de razas grandes cómo puede ser Maxi Adult o Large Breed Gourmet, dos piensos muy palatables y variados que le ayudarán a mantenerse sano y fuerte.

La gama Gourmet de NFNatcane contiene además, un extra en condroprotectores, para cuidar de sus articulaciones.

Salud del Mastín Napolitano

Debido a su gran tamaño, el Mastín Napolitano es susceptible de sufrir displasia de cadera y de codo. Sus movimientos torpes a veces desembocan en una ruptura de los ligamentos de la rodilla. Esta raza también tiene una gran incidencia de la llamada “cojera errante”, que aparece en cachorros de entre 4 y 18 meses de edad.

La torsión de estómago es otra afección frecuente, debido a su gran tamaño y a su apetito voraz. Esta dolencia puede ser mortal si no se trata rápidamente. Problemas oculares como el entropión canino (párpado hacia dentro) o el ectropión (hacia fuera), son también habituales.

Finalmente, a la hora de cualquier intervención quirúrgica, debes saber que los mastines tienen muy poca tolerancia a la anestesia y a los sedantes, algo que no les pilla por sorpresa a los profesionales del sector.