El Pastor Alemán es una de las primeras razas en venir a la mente al pensar en un perro grande. Además de ser inteligentes, se adaptan a todo. Son buenos perros policía y también muy aptos para el rescate y como lazarillos. ¿Quién no ha escuchado alguna historia del heroísmo de estos canes? Es parte de su naturaleza.

Datos básicos del pastor alemán

  • Cuánto miden: entre 55 y 70 cm de altura.
  • Peso medio: pueden alcanzar los 45 kilos.
  • Esperanza de vida: entre 8 y 10 años
  • Ideales para: vivir en casas con patios. Se integran muy bien en familias con niños y disfrutan de hacer deporte. Adecuados para resguardar el hogar.

¿Cuál es la historia del Pastor Alemán?

A pesar de su gran popularidad, este perro tal y como lo conocemos tiene un poco más de cien años de existencia. A finales del siglo XIX los criadores del pastor alemán original comenzaron un proceso de mejora de la raza. Seleccionaron solo a los ejemplares más puros para la reproducción, logrando un perro resistente al trabajo y de aspecto noble al mismo tiempo.

Durante la Segunda Guerra Mundial fue utilizado por el ejército alemán como rastreador y su excelente desempeño le valió la admiración mundial. La actuación de pastores alemanes en muchas series y películas ayudó a cimentar su popularidad en la segunda mitad del siglo XX.

pastor-aleman

Principales características del pastor alemán

Pese a ser un perro de tamaño grande (puede llegar a los 70 cm de altura), esta raza no se mueve de manera tosca y posee una gran agilidad. Sus proporciones son muy estilizadas, por lo que a simple vista puede verse que es un can armonioso.

Un Pastor Alemán se puede reconocer fácilmente por su cabeza. Tienen un cráneo ancho y mandíbulas firmes, con una dentadura increíblemente fuerte. Sus orejas son de tamaño mediano y en punta, lo que les da un aspecto de lobo. Los ojos son de color marrón almendrado, tirando a oscuro, mientras que su mirada demuestra un entendimiento más allá de la media.   

Su pelo suele ser de color negro sólido, negro y fuego, marrón, amarillento o de varias tonalidades de gris, aunque también puede presentarse con rasgos leonados o atigrados. Estos perros poseen dos capas de un pelo espeso. La interior cuenta con un pelaje corto y denso, que cumple la función de abrigo; la segunda, más larga, es la más externa.

El cuerpo del Pastor Alemán es extremadamente fuerte y musculoso. Tiene el lomo ancho con una pequeña grupa. La cola es larga, generalmente caída cuando están en reposo y erguida en momentos de intensidad.

cachorro-de-pastor-alemán-jugando-con-un-mordedor

¿Cómo es el comportamiento de la raza Pastor Alemán?

Estamos ante un can muy seguro de sí mismo y que, además, cuenta con una dosis de valor que le hace especial. Una de sus características más remarcables es su gran instinto de defensa. Está constantemente en alerta para protegerse, tanto a sí mismo como a quienes comparten la vida con él.

Aunque tiene un temperamento fuerte, no es un perro agresivo y no tiene problemas a la hora de relacionarse con humanos y con otros perros o gatos. Si está socializado desde pequeño, tendrás a tu lado a un excelente compañero. Para que su comportamiento sea el adecuado, es fundamental un buen adiestramiento en positivo.

El Pastor Alemán es un perro obediente, que responde muy bien al entrenamiento. Al educarle, no olvides que no estás frente a un perro pasivo y que estos canes necesitan liberar energía constantemente. Es un peludo con gran vitalidad, por lo que siempre está en busca de actividades para realizar. ¡Necesita mucho ejercicio diario!

Por otro lado, posee un gran sentido del olfato. Esta cualidad hace que sea uno de los perros preferidos por los servicios de vigilancia y de salvamento.

pastor-alemán-saltando

¿Qué cuidados precisan los perros de esta raza?

El ambiente ideal para estos perros son espacios abiertos y rodeados de naturaleza. Los Pastores Alemanes pueden llegar a adaptarse a la vida en un piso, pero no es lo recomendable. Si cuentas con una casa con un patio o un jardín en el que pueda hacer de las suyas, mucho mejor.

Con esta raza es imprescindible realizar – como mínimo – tres paseos diarios en los que pueda correr a sus anchas. Y, si tienes un cachorro, la cantidad de salidas necesarias se eleva hasta cinco. Los cachorros necesitan divertirse y explorar.

Durante estas salidas intenta practicar algún deporte canino, pues de este modo se sentirá mucho más feliz. Sobre todo no olvides darle mucho cariño, ya que son canes muy apegados a su familia.

Su pelaje no es difícil de mantener, por lo que en situaciones normales no necesita cuidados extraordinarios. Lo que sí hay que prever es que es una raza que suelta mucho pelo. Un cepillado diario evitará que esto sea una molestia. Además, te desharás del pelo muerto y su aspecto será más saludable.

No te pierdas: Ventajas e inconvenientes de tener un perro Pastor Alemán

pastor-aleman-esperando-para-comer

Cómo alimentar a un Pastor Alemán

Al tratarse de una raza que se desarrolla rápidamente desde que son cachorros, debemos aportarles una alimentación específica para perros de razas grandes y que sea de alta calidad, ya que precisará de muchos nutrientes para desarrollarse completamente de forma sana.

A partir del destete, que suele darse entre los dos y los tres meses de vida, podemos comenzar a alimentarlos con un pienso muy nutritivo y palatable que tenga el tamaño de la croqueta adecuado a su edad, cómo es el caso de Puppy Gourmet de NFNatcane.

A partir de los seis meses de vida y hasta los catorce o dieciséis meses de vida, podemos cambiar a Maxi Junior, igualmente nutritivo pero con el tamaño de la croqueta un poco superior a Puppy Gourmet.

Y a partir de los catorce o dieciséis meses de vida, podemos comenzar a alimentarlos con un pienso para perros adultos de gran tamaño, cómo puede ser Maxi Adult o Large Breed Gourmet, el cuál contiene un extra en condroprotectores para cuidar de sus articulaciones.

Si nuestro Pastor Alemán realiza mucho ejercicio al día, por ser un perro de trabajo o rescate, también podemos optar por un pienso más elevado en calorías cómo por ejemplo Working Dog de la gama Salud.

cachorro-de-raza-pastor-alemán

La salud del pastor alemán. ¿Cuáles son las enfermedades más habituales en él?

Como todas las razas de gran porte, estos perros tienen tendencia a sufrir displasias de cadera y de codo. Además, son  susceptibles de contraer moquillo.

La enfermedad de Von Willebrand, una anomalía en la coagulación, es otro problema de salud que a veces se presenta en esta raza. Aunque puede ser tratada con medicación, esta afección no puede ser completamente erradicada y el tratamiento es bastante costoso.

También puede presentar deficiencias pancreáticas, lo que hacer que el páncreas deje de producir enzimas. Otro punto a tener en cuenta es que, al ser un perro tan demandado y popular, se generó una cría indiscriminada que dio como resultado un incremento de ciertas enfermedades hereditarias como enanismo, epilepsia, eczema crónico o inflamaciones de la córnea (queratitis).  

Para asegurarnos de que todo marcha bien, siempre es importante llevar un buen control veterinario y asegurarte de que está al día con todas sus vacunas. De este modo, un pastor alemán sano puede vivir una media de 13 años.